SCORE Journal - Spanish

SCORE Journal Issue - AUGUST 2017_Spanish

SCORE Journal - The Official Publication of SCORE Off-Road Racing

Issue link: http://read.uberflip.com/i/866127

Contents of this Issue

Navigation

Page 58 of 103

Montando A La Bala Por Dan Sánchez Fotos de ICON Media Malcolm Smith y Bud Feldkamp condujeron este Funco SS2 en varias victorias generales y cambiaron la forma en la que se construyen los vehículos todoterreno para las carreras de Baja. Mucho antes de que el término "Trophy Truck" fuese inventado, los buggies de arena de una y dos plazas dominaron las carreras SCORE Baja 1000 y SCORE Baja 500. Estos vehículos eran a menudo potenciados por motores VW y eran construidos originalmente para divertirse en la arena. Los pilotos visionarios, sin embargo, visionaron el chasis ligero y adaptaron una variedad de nuevos componentes para convertir estos vehículos en máquinas serias de carreras que dominaron la península de Baja California a partir de finales de los años 60 y a través de la década de 1970. Uno de los más emblemáticos fue el Funco SS2 azul conocido como el Bel-Ray Bullet. Este buggy no sólo ganó muchas carreras off-road, también fue impulsado por dos individuos que cambiaron los deportes de motor todoterreno a su antojo. Bud Feldkamp y Malcolm Smith, ambos miembros del Salón de la Fama del Automovilismo Todoterreno, se reunieron después de haber tenido éxito en las carreras de motos, para impulsar al Bel-Ray Bullet dentro de los libros de historia. Entre las muchas victorias que Feldkamp y Smith obtuvieron al conducir el Bel-Ray Bullet, dos de ellas fueron en SCORE Baja 1000 (1975-77), y dos victorias generales de SCORE Baja 500 en 1978 y 79. La experiencia y las habilidades de conducción de estos legendarios corredores de motocicletas en el asiento de un vehículo de cuatro ruedas demostraron ser una ventaja que les llevo a ganar. Aparte de su experiencia, el Bel-Ray Bullet en si mismo fue una máquina que también rompió el terreno con nuevas innovaciones que también cambiarían las carreras todoterreno. El chasis original del Funco SS2 se estiró varias pulgadas para aumentar su distancia entre ejes. Esto ayudó al vehículo a absorber más del terreno accidentado. Estos vehículos no tienen sistemas de suspensión modernos por lo que cualquier cosa que pudiera suavizar el paseo era muy apreciada por los pilotos. En ese momento, Bilstein también estaba experimentando con aletas en sus amortiguadores, por lo que el Bel-Ray Bullet (nombre de la compañía de lubricantes que patrocinó el vehículo) fue uno de los primeros en ser equipado con estos y también fue uno de los primeros buggies en incorporar un sistema independiente de suspensión trasera. La restauración del Bel-Ray bullet fue idea de Feldkamp, ​​quien incorporó a su jefe de equipo de toda la vida, Dave Tilton, para dirigir el proyecto. Tilton fue con Scott McKenzie, quien era uno de los constructores de vehículos originales en aquellos días y quien tomó a estos buggies de arena y los transformó en vehículos ganadores de Baja. Tilton mandó a McKenzie y su equipo a lograr llevar al vehículo a su forma original, pero listo para competir, de modo que Feldkamp y Smith pudieran competir con el renacido "Bullet" en carreras categoría clásica. El sistema original de suspensión trasera independiente es el mismo que el Bel-Ray Bullet tenía en los años 70, con seis amortiguadores Bilstein Clásicos (tres en cada lado) con aletas de refrigeración originales. El sistema proporcionó seis pulgadas de recorrido adicional a la suspensión mientras que un sistema de ejes de Porsche sostiene un set de neumáticos Western Auto Sand Blaster de 33.50x15 pulgadas, montados en ruedas Centerline de 15x6 pulgadas. En la parte delantera, el buggy utiliza un sistema de suspensión de vástago delantero VW, que también es compatible con dos amortiguadores Bilstein. La suspensión controla un conjunto de neumáticos E78/15 Western Auto Sand Blaster montados en ruedas Centerline de15x3.5 pulgadas. El buggy estaba destinado a quedar original, por lo que los frenos de tambor de fábrica todavía se utilizan y ofrecen suficiente capacidad de frenado para detener al Bel-Ray Bullet. El motor VW del buggy ahora desplaza 2180cc y fue construido por Jeff Gervais en Menifee, California, contrayéndolo con las especificaciones de carreras. Alimentado con un carburador Zenith y una entrada de aire a través de un filtro K&N, el motor otorga 120 caballos de fuerza que son más que suficientes para acelerar al buggy por la península de Baja. El exterior del buggy también fue devuelto a su esquema de color azul y blanco original por Tim Debor, que también incluyó logotipos de los patrocinadores Bel-Ray e ISS en los lados del vehículo. Dentro del solitario puesto de los años 70, el asiento de vinilo todavía está en el lugar, solamente con un sistema de arnés de seguridad Crow como una mejora a lo que fue utilizado originalmente. La cabina es pequeña y está rodeada por paneles de aluminio y la jaula de seguridad. No hay mucho espacio para hacer mucho más que girar el volante VW de fábrica de gran tamaño. El vehículo sigue utilizando su simple panel de aluminio con interruptores que operan el electro ventilador, la bomba de combustible y la iluminación, pero un nuevo sistema de extinción de incendios Safecraft era necesario para mantener el vehículo lo más seguro posible durante las pruebas y la competencia. Es difícil imaginarse conducir un vehículo "de baja tecnología" como éste y todas las vibraciones y sacudidas que le da al cuerpo. Reconocer lo que les tomo a estos primeros pioneros de las carreras off-road para competir y ganar es extraordinario, y se suma al respeto de lo que Bud Feldkamp y Malcolm Smith tuvieron que soportar para ganar tantas veces como lo hicieron. SJ

Articles in this issue

Archives of this issue

view archives of SCORE Journal - Spanish - SCORE Journal Issue - AUGUST 2017_Spanish