Spanish - Whitepaper

ES - Fresh Thinking Recruiting Pt2

Issue link: https://read.uberflip.com/i/1200669

Contents of this Issue

Navigation

Page 2 of 13

Las personas con talento no van a llamar a tu puerta porque hayas puesto un anuncio en LinkedIn. Bueno, podría ocurrir, pero mejor ármate de paciencia; que el candidato perfecto venga a ti es casi como que te toque la lotería. No, el talento está ahí fuera y tienes que salir a cazarlo. Y todos los que integran la compañía pueden unirse a la fiesta y ayudarte. Si alguien encuentra el rastro de un buen candidato, debe seguirlo, aunque lo haya encontrado en el gimnasio, en las redes sociales o en el bar de la esquina. Como mínimo, deben indicarte hacia dónde debes dirigir tus pasos. Entonces, ¿qué es lo que hace un cazador? Primero identificar a su presa. En el contexto que nos ocupa, eso significa que cada empresa, y cada rol dentro de ella, debe contemplarse individualmente. Los responsables de contratación deben ajustar su búsqueda al máximo para identificar dónde está el mejor talento. A continuación, deben encontrar el coto de caza ideal. Cada vez más, esto significa acudir a las redes sociales. De hecho, según un estudio de Aberdeen Group el 73 % de las personas menores de 35 años encontraron su último trabajo a través de una plataforma de redes sociales 1 —y según Capterra, casi el 90 % de las empresas encuestadas habían seleccionado a un candidato a través del mismo medio 2 . El cazador Sigue el rastro del talento

Articles in this issue

view archives of Spanish - Whitepaper - ES - Fresh Thinking Recruiting Pt2